domingo, 2 de enero de 2011

Un día de año nuevo.

.
.

Atraídos por el nuevo año,
acudieron todos a la playa,
de los cerros, de los llanos,
todos ellos en manada.
.
En la arena acamparon,
de puntillas se elevaban,
esperando al nuevo sol,
unos a otros se pisaban.
.
Enojados terminaron,
de ver que nada nuevo les pasaba,
mastodontes mutilados,
oxidados por la mar salada.
.
Tristes quedaron y enraizados,
presos de una falsa llamada,
vacíos de amor y castigados,
de espaldas a la gran montaña.
.
.

1 comentario:

  1. Buen año nuevo, David... llenito de buenos versos...

    ResponderEliminar