martes, 28 de diciembre de 2010

La caverna...

... de José Saramago.
.
.
.
Navidad que luces enferma,
guiando deseos extraños,
de almas posadas descalzas,
sobre negros charcos helados.
.
Navidad incierta o creada,
nacida de vientre sereno,
crecida y alimentada,
con credo, mando y dinero.
.
Navidad que prende y cimbrea,
sombras falsas con su fuego,
atando las manos con sedas,
dejando los ojos ciegos.
.
Navidad a dedo otorgada,
al maestro en Dios erigido,
libre de hacer lo que amaba,
preso de amar a su enemigo.
.
Navidad de oriente envasada,
de falsas palabras al suelo,
que reptan sobre las pisadas,
y ocultan el llanto del nazareno.
.
.
.
"... y había un cartel, de esos grandes, en la fachada del Centro que decía: EN BREVE, APARTURA AL PUBLICO DE LA NAVIDAD DE JESUS, ATRACCION EXCLUSIVA, UNICA EN EL MUNDO, COMPRE YA SU ENTRADA." (Variación del libro La caverna de José Saramago).
.
.
Salud, paz y felicidad también para el resto de los días del año.

martes, 14 de diciembre de 2010

Amante de madrugada.



.

.
.
Amante vestida de madrugada,
en lecho de aurora, prendiendo los cielos,
aliento de llamas, espalda tatuada,
de conchas marinas y viejos veleros.
.Tu voz descalza, lejana y salada,
se cuela por sendas, bosques y cerros,
susurrando misterios entre las ramas,
que colman mi alma de verdes silencios.
.Tus labios, aljibes de agua encalada,
al viento del brezo, tus cabellos peinados,
tus ojos convierten en mermelada,
las bailarinas joyas de los cerezos.
.Manos de arena fina dibujada,
guían mis mondos huesos sedientos,
de sorber tu leche y miel encimada,
escalando el granito de tus pechos.
.Y al fin hallo tu oculto oasis dividido,
tu negra boca de magma y fuego,
tus largas dunas de seda cubiertas,
.Vierte tu meandro puro y cristalino,
sobre mi camino estriado y ciego,
y con él, abraza mis horas muertas.
.
.
.


jueves, 9 de diciembre de 2010

Un precio muy alto

.
.

-Deteneos!!-, apuntan a fugitivas nubes, cañones grises de ventanas y cemento.
.
-No podéis pasar!!-, le chirrían oxidadas verjas a un tembloroso viento.
.
-Alto un momento y entréganos tu armamento!!- le espetan a un sol perplejo.
.
-Crece pronto y danos tu sombra!!-, a un arbusto sediento.
.
.
Ja, ja!. Pronto conoceremos los secretos del universo en movimiento... hemos hallado la fotografía vieja y rota de un planeta achatado y quieto!.
.
.
.
.
¿A quién pides ayuda?, ya nadie te escucha,
entrega tu rabia adormecida,
deja que la lluvia se lleve tu llanto,
permite que el mando pinte tu sonrisa,
presa de un televisor a distancia,
que atenaza tu voluntad agotada y sin pilas,
¿seguro que buscas la respuesta?
no insistas,
toma tu leche,
duerme unas horas,
y mañana despierta,
maquilla tu pena,
ponte de rosa,
que comienza tu escena.
Ya la conocías,
fue siempre la misma,
desde hace siglos,
a la misma hora,
en las noticias,
la dulce mirada,
de la niña de otro,
en tus brazos muerta.
.
.
.



martes, 30 de noviembre de 2010

Un pedazo de historia

.
.
Subo a tus curvas carentes de tiempo,
toco tus nubes de aurora de infancias,
permeables al sol y a miles fragancias,
resbalan sonrisas por tu piel de acero.
.
Galopas las olas de prados inmensos,
pastando las sombras de pinos y acacias,
abriendo mis poros, sudados de sendas,
partiendo pedruscos de fieros descensos.
.
Saludas a niños, damas y ancianos, a tu paso,
recoges sus guiños, señales y gracias,
muestras al poderoso, sus muchas carencias,
y al que feliz te monta, su renacer, acaso.
.
Liberas cautivos de carburos y cadenas,
templas los rostros de almas reacias,
a que un pedazo tan simple de Historia,
irradie felicidad y haga olvidar tus penas.
.
.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Espirales de felicidad.

.
A veces trazo espirales para llegar donde quiero,
tomo mis piernas, mochila, sombrero y sentidos,
los lleno de viento, hierba mojada y senderos perdidos,
de montes cercanos, playas de plata y soles de enero.
.
Nada busco, nada les pido, nada de ellos espero,
airearme de vida tan solo, tendido de un hilo,
al pairo de un mundo que late y gira conmigo,
enorme, redondo, sabio, remoto, verdadero.
.
Sabiduría que intuyo a mi lado, mas no desvelo,
silencios brutales rotos tan solo por mi pensamiento,
lunas de versos que trepan con trajes de novia vestidas,
.
Brisas azules, lamen mi oído teñidas de cielo:
-Di a tus amigos, muestra a tu amada, mi sutil aliento,
pues solo tu felicidad será plena, si es compartida-.
.
.
.
La línea recta es rapidez, eficacia, economía, precisión, fiabiliadad, perfección, velocidad, predicción, medición, comparación...
.
La línea espiral es... otra historia.





martes, 16 de noviembre de 2010

Vigilando el Castillo.







.


.

Destapé mi asombro, en tupido bosque de frescor,
tomé sus laderas de miel, latí con fuerza mi corazón,
crucé traviesos riachuelos, recién paridos sin dolor,
su musgo suavizó mi piel, estriada de asfalto y hormigón.
.
Rasgué quietudes de masías dejadas y saciadas de sol,
otrora repletas de tiempo, trabajo y tesón,
alegres familias entre penurias y esfuerzos sin rencor,
felices huertos de vida, ahora, yerbajos sin perdón.
.
Susurraban mis llantas a la senda de tierra y olor,
a umbríos recodos, dejados del hombre y de dios,
a peñas sin nombre, testigos de la creación,
a quebradas profundas, de misterio y horror:
.
-Permite de nuevo el galope, de este mi humilde señor,
que con respeto viene a este tu alejado rincón,
de soledad cubierto y de espinas sin amor,
a dejarte silencio, paz y sudor y aprender completa tu lección,
para llevarla consigo, allá en la plana del mar menor,
y admirar tu salvaje abandono, tu rebelde decisión,
de evitar los mordiscos ordenados de la civilización.-
.
.

martes, 9 de noviembre de 2010

La letra pequeña.

.
.
Un amigo me comentaba que hoy en día la mayoría de cosas y actos que nos envuelven llevan consigo adosados una letra pequeña.
.
La letra pequeña de los alimentos envasados,
la letra pequeña de los grandes descuentos,
la letra pequeña de los contratos,
la letra pequeña de los impuestos,
la de los medicamentos,
la letra pequeña del bien asegurado,
la letra pequeña de a una boda ser invitado,
la de la mujer que enviuda en un pequeño pueblo,
la de los recién casados,
la letra pequeña de las promesas,
la de los años sin amor pasados,
la letra pequeña de los televisores,
la de los jefes de Estado.
.
.
¿Hubo un tiempo en el que no existió la letra pequeña de las cosas?
.
Las cosas debieron ser justamente lo que parecían, grandes, feas, peligrosas, tiernas, pequeñas, misteriosas, hermosas, delicadas, inalcanzables, ... y todas ellas llevaban letras grandes colgadas de su panza que las identificaban.
.
.
Cada vez cuesta más trabajo encontrar y rodearse de cosas sin letra pequeña.
.
Tal vez...
.
... un anhelado abrazo que funde dos polos con tibieza,
la sonrisa de un niño sujeto a su merienda,
la ola de la mar que de lejos llega y se queda,
una limpia mirada que evapora impurezas,
un aljibe de campo y agua de lluvia fresca,
una lengua que besa y relame asperezas,
un minuto de silencio sin palabras groseras,
una lluvia de plata que el granito martillea,
un asta de luna que ensarta estrellas quietas,
un lecho de amor y delicadezas.
.


jueves, 4 de noviembre de 2010

Tengo 3 minutos.




De tres minutos dispongo, para contarle a la humanidad,
que tengo 40 años y comparto mi vida, por mi propia voluntad,
con una dama a la que quiero, cuido, y respeto a la par,
que un día me regaló dos florecillas que perfuman mi despertar.
Afortunado soy, pues nací en lugar de paz, buen clima y mejor sanidad,
creciendo por campos de hierba y tierra, pensando sólo en jugar,
hasta que el sol en su declive me mandaba a casa para estudiar,
cayendo en mi cama rendido, soñando con mañana despertar.
Observo mi entorno cercano y mediano... y respiro felicidad,
pero a veces me da por subir cumbres y otear más allá,
y veo a lo lejos personas que boquean lamentos y lloran de verdad,
niños que les da por adelgazar, enfermar y abandonar,
a unas madres yermas de esperanza y lágrimas por derramar.
Otros maman miseria, penurias, barbarie y calamidad,
educados en el odio, sin conocimientos ni posibilidad,
huyen de su aldea, sin saber bien a dónde van,
alcanzando tierras de promesas, orden y mezquindad,
pues los mismos que explotan su pobreza, les acusan de robar,
el trabajo de sus hijos, de sus nietos y el pan sin hornear.
Brillantes naciones democráticas como ejemplo a exportar,
derribando dictaduras que molestan y no dan nada a ganar,
dirigentes electos por el pueblo, expertos en vociferar,
palabras de escayola, endurecidas por la falsedad,
marionetas manejadas desde arriba, desde áticos con mueble-bar,
atrapados por las mismas sogas que necesitaron para trepar,
olvidando los sabios preceptos que todos deberíamos recordar,
enseñados por contados maestros que nos quisieron alumbrar,
el rumbo de nuestro navío, si con él, no queremos naufragar.
¿No los recuerdas? piensa un poco antes de cabecear,
circulan por las web, en viejos libros, en premiados por la paz,
¿para qué tanta abundancia, progreso y bienestar,
si sólo unos pocos elegidos lo podemos disfrutar,
mirando al suelo, taponando los oídos a los llandos de ultramar?
Y digo yo, que no me gustan los dirigentes esclavos de la sociedad,
que muchos votos no otorgan la sabiduría para gobernar,
que sólo me ofrecen dos o tres colores grises cuando voy a votar,
y me dicen que me alegre de poder hacerlo en libertad,
y que calle cuatro años y cambie mis montañas por un centro comercial,
que no piense demadiado ni aspire a mi plena felicidad,
que me conforme con un buen trozo, el otro se lo quedarán,
para enviar galletas a campamentos y cohetes al espacio sideral.
No me gusta que me inculquen la obligación de triunfar,
adquiriendo aparatos y colores de ojos que no tenga nadie más,
pues tener, para mí, no es comprar, ni tampoco acaparar,
tener es gozar cada momento, por los valles, de la brisa, con la luz solar,
por eso soy más rico que los que abren cuentas en las Caimán,
mientras disfruto, poseo desiertos, playas, sendas, lagos y las olas del mar,
sin recelos, ni avaricias, ni temores, pues nadie me los ha de robar,
y cuando ya no las necesito, las respeto y las arreglo para los demás,
pues cierto es que estoy de paso y nadie hemos de perdurar.
Pese a todo les prometo ser feliz y esforzarme en mejorar,
aunque a veces necesito que el silencio me susurre su verdad,
ah! se me olvidaba, termina mi tiempo y no me iba a presentar,
mi nombre es David y me hice poeta de barrio, de una pequeña ciudad.

jueves, 28 de octubre de 2010

A 500 metros de casa.

.
.
A 500 metros de mi cama,
amanezco en lago clorado,
remojo mi sueño, mi desgana,
abrazado al esqueleto empapado,
de una noche ya sin aliento
.
200 braza me anudan tendones,
persiguiendo líneas azules y onduladas,
alegres burbujas cosquillean
mi alma tendida cual colada,
al cálido viento de patios y terrazas.
.
800 libres de volar mi mente,
sobre vigas, chapas y ventanas,
logrando a la par, milagrosamente,
tener mis pies bajo las aguas,
y pasear por cumbres nevadas.
.
200 de espaldas a miradas,
de sirenas que flotan y no cantan,
caballeros sin armaduras ni amada,
esperando sereno, con mi tabla,
ser el primer surfista de piscina,
en trepar a la cresta del alba.
.
.
.
Nadar, a mi aire, por libre, sin prisas, sin medallas, sin mucha técnica, sin amigos.
En silencio, dejando volar la mente entre largo y largo.
Las obligaciones arrinconaron mis horarios hasta unas horas en que la noche todavía es dueña de la ciudad.
Es duro, sacrificado, costoso, pero... a cambio la recompensa que obtuve cuando lo probé...amanecer subido sobre un nuevo día, tras mil metros de meditación y esfuerzo, finalizados con una ducha caliente y transportado por una ola de placer y bienestar que me empujaba tierra adentro, más allá del mediodía.
.
.
Una vez leí que... cualquier cosa buena y beneficiosa para la persona, siempre requiere de un esfuerzo obtenerla.
¿El tiempo libre? Para mí es aquel bien tan preciado como escaso que decidimos emplear, o no, en mejorarnos como personas.
.
La foto está sacada de aquí.

viernes, 22 de octubre de 2010


Bienvenida, Blanca
.
.
Semilla de otoño, rellena de vida,
página en blanco por ser escrita,
con tinta de besos y pluma bendita,
en cuna de hojas y sábanas limpias.
.
Perla de nácar enternecida,
en vientre de madre nuevemesina,
panecillo del horno que de mañanita,
rezumas amor de leña prendida.
.
Duerme y llora, mama y crece serena,
blancas mañanas en que desperezas,
tus cálidos sueños del embarazo,
.
Siente a tu madre, de felicidad plena,
meciendo con cariño y delicadeza,
un milagro de Dios entre sus brazos.
.
.
.
Blanca es una recién llegada a la vida,
fruto del amor entre Raquel y Salva.
.
Felicidades a los tres.


viernes, 15 de octubre de 2010

De vez en cuando...



.
Camino por sendas de mediodía.
Sintiendo piedras de sol, llenas.
Un instante, justo antes de anunciarse el nuevo día.
Pedaleando de noche entre naranjos.
Al pisar la hierba fresca, descalzo.
Buscando mis libros de biblioteca.
Al mirar maravillado los ojos por donde hace años nado.
.
Sólo entonces te oigo, te disfruto, te medito, te siento, te necesito,
y me hablas... en silencio.



Hoy en día, el silencio equivale a debilidad, carencia, ignorancia.
.
Vivimos envueltos de ruidos.
Acostumbrados a sus agresiones que vemos como normales, habituales e inherentes de nuestra sociedad.
Ametrallados por palabras de escayola, tan vacías como duras, lanzadas sin haber sido maduradas antes en silencio.
Unas insinúan lo contrario de lo que esconden, otras tan vanales como falsas.
Todas ellas, como piedras lanzadas desde las trincheras de la información, tecnología, entretenimiento... nos van lapidando poco a poco sin darnos opción a levantarnos y encararlas, pensarlas, responderlas y finalmente vencerlas.
Imagino, que la velocidad y aceleración de nuestros días no ayudan en nada a nuestra capacidad de pausar y meditar respuestas que nazcan de nuestro verdadero interior, de nuestro silencio.
.
..
.Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.
Groucho Marx.
.
Hasta los ocho años no supe que no me llamaba cállate.
Eugenio.
.
Somos esclavos de nuestras palabras y señores de nuestros silencios.
Anónimo.
.
Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena.
Mahatma Gandhi.
.

domingo, 10 de octubre de 2010

Luna de plata.

.
.
Gitana descalza en noche de plata,
recoges piropos de las ventanas,
ponte camisa de brisa lejana,
bordada de estrellas y serenatas.
.
Sirena de playa, tu belleza arrebata,
farolillo que luces y no quemas nada,
cimbreas las sombras de barcas saladas,
como broches anclados a tu corbata.
.
Montes enciendes y tejados de gata,
tapada en bufanda de nubes de lana,
echando vapores a la Vía láctea,
aullan tus lobos, los grillos te cantan.
.
Moneda gastada de antiguos poetas,
y suspiros de damas enamoradas,
algunas promesas envenenadas,
creyéndolas rosas, resultaron saetas.
.
¿Quién mancilló tu falda de escarlata,
viéndote hebrea, cristiana o musulmana?
A la más pura, inocente y pagana,
dime tú, luna de sangre, luna de plata.

.
.
.

Foto cortesía de mi amigo Carlos Izquierdo, de su post Luna lunera.

martes, 5 de octubre de 2010

Algo ha cambiado.





.
.
Preña torbellinos de furias y pasiones,
renueva mi aliento de sueños y anhelos,
tensa mi alma sobre tela de lienzos,
esparce por ella tus cálidos marrones.
.
Espejea tu luz por playas de quietud,
humedece de brisas, rincones diversos,
limpia ramas y arenas con tus lejanos versos,
de aromas llegados a incierta latitud.
.
Sacude encinas, pinos, sauces con brío,
refresca valles, caminos, aceras,
extiende tu alfombra de hojas secas,
vence y destierra por ella al fogoso estío.
.
Y mece en tu vientre al futuro retoño,
orna su cuna de amarillos florales y ocres,
pués nacerá en breve,
y crecerá de tu muerte, amado otoño,
mamando con fuerza de tus altivos pezones,
de leche y nieve.
.
.
.
.
En apenas unas semanas, todo vuelve a la normalidad, playas desiertas patrimonio de la tercera edad, aguas limpias y tranquilas como vigiladas por tiburones y medusas de mar, caminos humildes sin apenas nadie a quien saludar, cielo limpio y despejado para volver a respirar.
Estamos en otoño.














martes, 28 de septiembre de 2010

Decías amarme.

.
.
Decías amarme, cual noble caballero,
citado con su dama en la plaza,
mas pronto veo que tu amor se disfraza,
oculto tras rojos labios embusteros.
.
Profanas mi oscuro cuerpo sin permiso,
penetra tu fría hoja en mis entrañas,
desgarra mi vida, macabra y extraña,
buscando humanidad, caigo sumiso.
.
En coliseo de ¿arte?, tabaco y costumbre,
vomito coágulos de muerte, dolor y pena,
hunden mis astas varadas en la arena,
aplausos de vergüenza teñidos de vino y sangre.
.
.
.
La única vez que presencié una corrida de toros, padecí en el tercer y último toro de mi vida, un espectáculo de crueldad y sangre en el cual, el desafortunado novillero necesitó más de diez estocadas y la mitad de descabellos para terminar con el sufrimiento del animal.
.
Ello me hizo reflexionar acerca de las tradiciones y costumbres de un pueblo. Tal vez debieran ser de vez en cuando, revisadas por el tribunal de la misericordia.
Puede que sea un ignorante al no saber apreciar el supuesto arte que tenía delante de mis narices. No me importa. De lo que sí estoy seguro es de no haber encontrado dentro de la plaza, ni en la arena ni entre las gradas, un ápice de la compasión y la piedad que tanto predican los santos a los que muchos de los presentes se encomiendan horas antes de la "fiesta".

viernes, 24 de septiembre de 2010

Imperfecciones en bicicleta

.
.
Andaba yo con mi bicicleta por la ciudad cuando en un paso de peatones una dama se disponía a cruzar con su perrito. Sopesé la situación en una décima de segundo y decidí pasar, sin esperar, arrimado al carril izquierdo, vacío de coches, pero con tal mala fortuna que el perrito estiró de su correa y se adelantó a cruzar pasándome a menos de 1 metro de la bici. Cerré los ojos y continué pedaleando sin darme la vuelta, esperando oír la frase que cayó como una losa sobre mi conciencia.
“-Pero hombre, vamos a ver, un poco de respeto, no ves que es un paso de peatones!-”.
Iba dirigida a mí, al hasta entonces máximo defensor de los peatones, al respetuoso ciudadano que se mueve siempre que puede en bicicleta, por placer y por dar ejemplo, por no contaminar y por molestar lo menos posible, al que comparte tiempo y colabora con amigos y asociaciones para aportar su granito que ayude a construir una ciudad más tranquila, más relajada, más humana, menos ruidosa y menos intoxicada.
En una décima de segundo, se apoderó de mí, la cara oculta, la que todos tenemos, una cara de la misma moneda, la salvaje, impulsiva, irreflexiva, visceral, la que tratamos de enterrar pero que siempre palpita debajo de la alfombra por mucho que la pisemos y se aprovechó de la enorme brecha que supuso una décima de segundo para arrojar al contenedor de cristal el buen concepto que tenía yo de mí mismo, hecho pedazos.

Tras esta experiencia, me vino a la mente una frase que leí de un maestro. No nos debemos creer ni buenos ni malos, ni mejores ni peores. Más bien, creo que lo que nos diferencia unos de otros es, primero, el nivel de consciencia que tenemos de nuestras imperfecciones, lo cual nos ofrece la maravillosa posibilidad de mejorar cada uno de nuestros actos y pensamientos por insignificantes que sean, y segundo, la cantidad de voluntad y esfuerzo que aportemos para llevar a cabo día a día semejante proeza.
.
.
.
.
.
"He tomado sobre mis espaldas el monopolio de mejorar sólo a una persona, esa persona soy yo mismo y sé, cuan difícil es conseguirlo."

Gandhi.


Más reflexiones del maestro en...
http://atalayadereflexiones.blogspot.com/2010/05/el-legado-de-gandhi.html

jueves, 16 de septiembre de 2010

Hace tiempo leí a un maestro...

.
.
Leí hace tiempo a un gran maestro,
Amigo de pobres y necesitados,
Con amor trataba a los marginados,
Enseñando su mejilla a opresores y malvados.
Raudo, decidí poner en práctica su teoría y
Viendo venir mi primer rival enojado,
Esperando golpear en pared de duro basalto,
Zozobró al ver mis disculpas y temple aserenado.
Aturdido y confuso, no supo cómo encajar
Extrañas palabras en rostro apaciguado.
Sintiendo al fin, su parte de culpa en el litigio,
Acabó por mostrarse arrepentido y apenado.
Llegué así, a comprobar la validez de teorema,
Excepto que, sin pretender suplantar al Bienamado,
Guardo dos mejillas para disculpas inmerecidas,
Reservando para un tercer pleito reiterado,
Inmaculada espada de hojalata, forjada
A la nata y trufa de mi tarta de casado.
.
.
.A veces sucede que,
Cuando nace el enfrentamiento,
Rabioso por mil motivos ajenos,
Oscurece el razonamiento,
Suplicando hallar rival firme, mas
Titubea si golpea sobre viento,
Incienso al cielo elevado,
Corazón de odio exento,
O polvo enamorado.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Mira bien a tu alrededor


.
.
.¿Has conocido alguna vez, por casualidad,
personas despiertas de vida, almas bellas,
que pisan la tierra borrando su huella,
para que otros gocen su virginidad?


.¿Has hablado alguna vez con alguien,
que mira tus ojos, mientras atento,
medita tus dudas, alegrías, lamentos,
y por no errar consejo, calla y sonríe?


.¿Un día no dijiste por la calle haber visto,
a uno que gritaba en silencioso respeto,
repartiendo de sus vacíos bolsillos repletos,
pedazos de libertad como los panes de Cristo?


.¿Seguro que jamás te has cruzado,
con gente que llevan canoas en sus llaveros,
donde cabéis tú y tu corazón, si con desespero,
ansías pisar la otra orilla, la del otro lado?


.Como aquel viejo maestro tan venerado,
te dicen - cruza el río y abandona la barquita,
no sigas con ella, ya no la necesitas,
sigue tu camino, el que siempre has soñado-.


.Viven entre nosotros, entre la maraña,
trabajan, sudan y manchan sus pies de asfalto,
más guardan su luz a salvo, allá en lo alto,
como ángeles que alumbran ríos, valles y montañas.
.

.Si te encuentras con uno de ellos,
trátalo como si nada pasara,
no desveles su secreto,
no perturbes su humildad,
permite que desconozcan,
que andan derramando felicidad.



viernes, 3 de septiembre de 2010

Nuevas sensaciones





.
.Cansado llego, de cruzar Castilla,
abrasado por levantinos soles,
saludado por tropas de girasoles,
que lloran pepitas de pena amarilla.
.
.
Gallegas nubes refrescan mi llegada,
lavando el polvo de mis ojos,
en ducha de verdes preciosos,
sembrados sobre hierba mojada.
.
.
Música de aves y de un manantial,
destierran mundanales prisas,
relajan mi alma con una sonrisa,
perfumada ya, de rocío estival.
.
.
Me siento y veo la luna, que a caballo
de una noche nacida pura y tranquila,
rehuye gentíos, farolas, sombrillas,
y trepa entre abedules y carvallos,
alumbrando los maduros higos.
.
.
Nado, senda arriba de peregrinos,
como salmón en sentido contrario,
al común, normal y ordinario,
pero... ¿quién va a imponerme sentidos
para abrazar a unos amigos?


 



Fueron unos días en los cuales disfruté de una serie de agradables experiencias nuevas para mí, las cuales trataré de guardar como un tesoro en forma de recuerdos, para que cada vez que los destape, siempre pueda volver a sentirme bien.

sábado, 28 de agosto de 2010

El tesoro oculto.




.
Dejadme que os cuente que un día,
Me cobijó en su casa un aventurero,
De ilusiones y retos variados,
Que realizaba con tesón y poco dinero.
.
Vivía en una casita de madera,
Rodeada de vacas, flores y helechos,
Junto a un viejo camino primitivo,
Que a Santiago discurría derecho.

.
.




Una tarde me mostró su secreto,
Su secreto mejor guardado,
Un manantial que del suelo brotaba,
Oculto de castaños, abedules y carvallos.
.
De sus puras aguas bebían sus retos,
Espejo de fresca mirada, sonrisa sincera,
Riachuelo humilde de alegres palabras,
Que saciaba su sed de libertad entera.
.
.



Maravillado por la sencillez del tesoro mostrado,
pregunté por su nombre, su origen, su belleza,
mas sólo lo pronunciaba de noche, a las estrellas,
cuando en soledad soñaba con ella, con Teresa.
.
.
Existen personas con el don de amar, permitir, esperar, sufrir y por fin abrazar palabras que únicamente pueden ser destiladas en absoluta libertad tras aventuras que nos inspiran respeto, constancia, valentía, sencillez y humildad.
.
Felicidades a los dos por permitiros ser lo que sois.


lunes, 9 de agosto de 2010

Poeta de barrio


.
.Soy poeta de barrio,
de arrugadas montañas,
de sendas preñadas,
de verdes perfumes,
de cien dudas eternas,
de mil metros braza,
de guardar el instante
en que le siso al viento
palabras que destilan unas gotitas
de sentimiento.
.
Soy poeta de pequeñas calas,
de arenas blancas, ojos turquesas,
quietas, calladas, dormidas,
de aguas saladas y frías
que espantan letargos
despiertan vidas.
.Soy poeta de a dos ruedas,
sereno pintor de caminos,
riego de sudor las cunetas,
ocultas de aliagas y pinos.
Parloteo a veces con amigos,
de cervezas, retos, alegrías, misterios …
y silbo por responder los trinos,
de las aves que otean mi destino,
pero callo apenitas el viento,
me ordena a los olmos guardar silencio.
me.Soy poeta sin casi miedos,
bebo mi vida a pequeños sorbos,
por no derrramar ni una sola gota,
mojo mis labios todo lo que puedo.
Vengo marcado de lides y batallas,
algunas perdidas, todas ellas ganadas,
me retiro a un prado de versos y helechos,
herido, mas con merecido derecho,
de mantenerle un minuto
un pulso de miradas a la muerte,
amiga generosa, que cada mañanita me ofrece
un sol amarillo y un panecillo de leche
relleno de lo que encuentre.

viernes, 30 de julio de 2010

Saber esperar.

Esperamos en una playa de verano atestada de gente.

Esperamos a que el sol fuera mostrando poco a poco su fatiga por el severo y continuado castigo infligido con sus látigos amarillos contra cientos de cuerpos, que como girasoles, iban variando sus hamacas para recibir mejor los ardorosos azotes.

Esperamos a que descendiera la intensidad lumínica que posibilita volver a mostrar los ojos escondidos tras unas gafas de sol.

Esperamos que volviera a sonar la música del mar sobre la de gritos, raquetas, chuts, móviles...

Esperamos que apareciera el primer astro inofensivo brillando en el cielo.

Esperamos a que cientos de peces aparecienran entre las rocas a buscar su cena.

Esperamos que las sombras de la tierra se fueran deslizando mar adentro.

Y llegó. El momento mágico.


viernes, 23 de julio de 2010

La noche me cuenta...


.
.
A veces la noche se acuesta a mi lado,
lame en silencio mis ojos dolientes,
quemados por brillos de plata flotantes,
a sogas de sal y espuma amarrados,
en mordidas calas blancas.
.
.A veces la noche me cuenta sincera,
la historia de una bella luz, enamorada,
que vergonzosa palpita por su sombra amada,
portada del brazo de una noche altanera,
que sonroja a su paso las nubes blancas.
.
.Después se levanta y se viste despacio,
zapatos de alba, camisa de brisa azulada,
pero... recuerda antes de su marcha,
besar mi frente con los labios frescos
del primer trino de un pájaro.

lunes, 12 de julio de 2010

Y tú, qué sabes hacer?

En su camino, Siddharta se encontró con un río que no podía cruzar sin barca.
Como no tenía nada, pidió al barquero, que lo cruzara sin cobrarle. El barquero aceptó, y esa noche le dio cobijo.
.
Al día siguiente, de camino a la ciudad, se encontró con un hermoso parque. Paseando por ese parque, se encontró con Kamala, la cortesana, una hermosa mujer reclinada en una litera dorada que iba con su comitiva.
.
Al día siguiente pidió audiencia a Kamala y ésta aceptó. Cuando se encontraron, Siddharta le pidió a Kamala su sabiduría. Ella se echó a reír y le dijo que ella enseñaba su oficio a la gente que venía a verla bien vestida y con dinero. Siddharta le contestó: - Ya empiezo a aprender de ti, pues para venir a verte me he afeitado y llevo aceite en el cabello. Es poco lo que me falta: ropas elegantes y dinero.
.
Su respuesta, le hizo gracia a Kamala, que le preguntó qué sabía hacer. Siddharta contestó: - Sé pensar, esperar y ayunar. También sé hacer versos, leer y escribir.
Pasados unos días Kamala puso en contacto a Siddharta con un rico comerciante llamado Kamaswami.
.
Cuando Siddharta se entrevistó con Kamaswami, éste le pregunto qué es lo que sabía hacer. Siddharta de nuevo contestó: - Sé pensar, esperar y ayunar. -¿ Y para qué sirve?, preguntó Kamaswami. - Pues, por ejemplo, si yo no hubiera aprendido a ayunar, hoy mismo tendría que aceptar cualquier empleo, pues el hambre me obligaría, pero como puedo contener el asedio del hambre, puedo esperar... puedo decidir, puedo ser más libre.
.
.
.
El otro día se me ocurrió esperar como hacía Siddartha, ... se me colaron 10 personas en el turno de la carnicería. Además perdí el tren, ese que dicen pasa sólo una vez en la vida.
.
Otro día traté de meditar, y me llevaron a un psicólogo que aseguraba que yo tenía un síndrome con un nombre muy extraño, dijo que debido a una infancia muy dura.
.
El otro día traté de ayunar y no pude lograrlo porque jugaba la selección, la final de un campeonato muy importante, y había quedado con unos amigos a cenar pizza y unas cervezas.

viernes, 2 de julio de 2010

Un pedazo de inmensidad.






Volví a correr los acantilados de Fornells.

Tres años después, conseguía repetir una de las experiencias más gratificantes e impactantes que he vivido.
Sentir mi aliento, arriba en las peñas cómo se abraza de nuevo, tembloroso, a la brisa de un azul tan enorme y limpio que los ojos necesitan tiempo para acostumbrarse a tanta libertad ofrecida.

Mis pies son golpeados por cuchillos hostiles que tratan de hacerme desistir de avanzar hacia una inmensidad desconocida.

Comprendí el sentir de unas solitarias piedras, ignoradas por el paso de los siglos, despreciadas por distintas civilizaciones, maltratadas por tempestades, cocidas en sal por soles implacables y afiladas de noche por cinceles de hielo. Unas piedras olvidadas, que reaccionan agresivamente ante un intruso de carne débil, que trata de descubrir sin permiso, los secretos tan celosamente guardados entre los pliegues de sus selladas páginas.


jueves, 17 de junio de 2010

Olvidada Diosa



.
.
Piso descalzo tus crostas de alfalto,
Señalan mis ojos tu negra herida,
Busco pisar la ternura escondida,
Sanando con barro tu cosido manto.
.
Nado tus ríos que vomitan llantos,
De espumas dudosas y mal nacidas,
De miserias humanas incontenidas,
A dormitar al salino quebranto.
.
Nubes que flotan viciadas de espantos,
Asaltan mi pecho desprotegido,
Secuestran y aturden mis sentidos,
Lacando mi piel de febril amianto.
.
.
.
Y aún así, hay días que amaneces,
De impoluta belleza agradecida,
Ante tus lienzos de sol, me pliego.
.
De noche tu luna callada me ofrece,
Viejo ungüento a mi alma dolorida,
Llenando mi saco de sereno sosiego,
.
Maltratada por tantos, como no mereces,
Por progreso y bienestar, perseguida,
Mi olvidada Diosa eres, sin evangelios.



martes, 8 de junio de 2010

Cruel rutina

Cruel rutina
.
.Callada agonía sin espinas,
Serpiente que amamantas cautivos,
Enroscada al cuello del creativo,
Por doquier te rehuyo, cruel rutina.
.Paciente costurera de mortajas,
Hermanastra de la costumbre,
Vistes de luto a la muchedumbre,
Oteando sin pena las vidas que ajas.
.Agrisado chapapote del alma,
Corrupta resina de la voluntad,
Apresas con dulzura a la vecindad,
Sorbiendo sus placeres con calma.
.Desbastas amores cual piedra de río,
Cansina gota anega-corazones,
Ocultas primitivas ilusiones,
Consumiendo su fuerza y su brío.
.Te arrojo estos versos con desprecio,
Y aprendo que para huir de tu desmayo,
Bastaría mojarme en lluvia de mayo,
O saborear una cumbre despacio.
.Abro un libro, viajo y ya te hiero,
Nado, patino, corro ... ya te he matado,
Te entierro recordando lo afortunado,
De ser amado por aquellas que más quiero.

miércoles, 2 de junio de 2010

Palacio de plumas.


.
.
Palacio de plumas cubierto de sueños,
De día casita encantada para ellas,
Mullidos rincones repletos de juegos,
De noche bordado con miles de estrellas.
.
.
Tenemos un nuevo hogar. Distinto al habitual, pero sigue siendo un hogar.
.
.
Un refugio que ya nos ha permitido salir a pasear, nadar, jugar, correr, disfrutar y por la noche nos ha dado cobijo... ¿Qué más se puede necesitar?

viernes, 28 de mayo de 2010

Aquí lo que hace falta es...


El otro día comentaba con unos amigos de forma relajada y distendida sobre la preocupante situación casi generalizada de muchos de nuestros gobernantes, locales y estatales, en relación al abuso de poder que ejercen cuando llegan a su butaca, a los privilegios que se auto imponen, a los tratos de favor y regalos que llegan a aceptar a cambio de …, al dinero público que algunos cogen para sí y esconden en paraísos fiscales. Una cosa llevó a la otra, la otra a la de más allá, la de más allá, al pensamiento de que no hay solución, que las leyes las hacen ellos, por lo que no harán jamás una ley que les impida seguir mangoneando a cambio de, en el peor de los casos de ser trincados, un castigo que a lo mucho supondrá unos años que luego unos buenos abogados reducirán a meses de prisión. Y al final se escapó la frase… “Aquí lo que hace falta es una revolución”…

Recordé una historia que leí hace tiempo…

.
…»Lo que no sabe nuestro extranjero, y ahora mismo se lo contaré, es el método que Ahab utilizó para conseguir su pro­pósito. En ningún momento intentó convencer a nadie porque conocía la naturaleza humana; confundirían la honestidad con la flaqueza, e inmediatamente pondrían en duda su poder.
»Lo que hizo fue contratar a unos carpinteros de un pueblo cercano, darles un papel con un dibujo, y mandarles que cons­truyeran algo en el lugar donde ahora está la cruz. Día y noche, durante diez días, los habitantes del pueblo oyeron el repique­teo de los martillos, vieron hombres aserrando tablones, enca­jando piezas, enroscando tornillos. Pasados diez días, siempre cubierto por una lona, montaron aquel gigantesco rompecabe­zas en medio de la plaza. Ahab reunió a todos los habitantes de Viscos para que presenciaran la inauguración del monumento.
»Solemnemente, sin discursos, retiró la lona: era una horca. Con soga, trampilla y todo lo necesario. Completamente nueva, untada con cera de abeja, para que pudiera resistir mucho tiem­po a la intemperie. Aprovechando la multitud que se había con­gregado allí, Ahab leyó una serie de leyes que protegían a los campesinos, incentivaban la cría de ganado, premiaban a los que montaran nuevos negocios en Viscos, añadiendo que, a partir de entonces, deberían dedicarse a trabajos honrados o mudarse a otro pueblo. Sólo dijo eso, no mencionó ni una sola vez el «mo­numento» que acababa de inaugurar; Ahab no creía en ame­nazas.
»Una vez terminada la reunión, se formaron diversos gru­pos; la mayoría pensaba que el santo le había sorbido el seso a Ahab y que éste ya no tenía el valor de antes, por lo que era ne­cesario matarlo. Durante los días siguientes hicieron muchos planes al respecto. Pero todos se veían, obligados a contemplar la horca que había en el centro de la plaza, y se preguntaban: ¿qué hace ahí? ¿La han montado para ejecutar a los que no acaten las nuevas leyes? ¿Quién está de parte de Ahab y quién no? ¿Tenemos espías entre nosotros?
»La horca contemplaba a los hombres, y los hombres con­templaban la horca. Poco a poco, el valor inicial de los rebeldes fue cediendo paso a! miedo; todos conocían la fama de Ahab, sabían que era implacable en sus decisiones. Algunas personas abandonaron el pueblo, otras, en cambio, decidieron probar los empleos que les habían sugerido, simplemente porque no tenían otro sitio adonde ir o, tal vez, a causa de la sombra de aquel ins­trumento de muerte que había en medio de la plaza. Al cabo de un tiempo, Viscos era un remanso de paz, se había convertido en un gran centro comercial fronterizo, empezó a exportar una lana excelente y a producir trigo de primera calidad.
»La horca estuvo en la plaza durante diez años. La madera resistía bien, pero periódicamente cambiaban la soga. Nunca fue utilizada. Ahab nunca hizo ningún comentario sobre ella. Bastó su imagen para transformar el valor en miedo, la con­fianza en sospecha, las bravatas en susurros de aceptación. Pa­sados diez años, cuando finalmente la ley imperaba en Viscos, Ahab ordenó desmontarla y usar su madera para construir una cruz, que fue erigida en el mismo lugar.
Chantal hizo una pausa. En el bar, completamente en silen­cio, resonaron los aplausos solitarios del extranjero.
-Una historia muy bonita -dijo el hombre-. Realmente, Ahab conocía la naturaleza humana: no es la voluntad de cum­plir las leyes lo que hace que la gente se comporte como manda la sociedad, sino el miedo al castigo. Todos arrastramos esta horca en nuestro interior. "
.
Fracmento de “El demonio y la Señorita Prim” de Paulo Coelho.
.
.


¿Qué pasaría si un buen día amanecieran las plazas de Ayuntamientos, Diputaciones y Cortes Generales con una horca como la que mandó construir Ahab.?
.
Hay cosas que no deberíamos permitir bajo ningún concepto.
La primera y fundamental es la de que quienes elegimos para que hagan las leyes y se encarguen de hacerlas cumplir, jamás, jamás, jamás, debieran tener la tentación de aprovecharse de su situación de privilegio para enriquecerse a costa de todos los ciudadanos.
.
No haría falta decir nada, como en el cuento, sólo cabría pedir a Dios, que jamás llegara a utilizarse, y aquellos que no tuvieran la intención de gobernar honradamente, mejor les iría cambiando de oficio.